Conoceme, si te atreves...

Mi foto
soy bastante amistosa, sencilla, sincera, amable, de vez en cuando timida...

Bienvenidos sean a este mundo incomprendido, insoluble, insolito... in, in... Ingenioso?

Hola espero les guste lo que se me ocurra publicar aquí
como dice el encabezado, es algo que hago en mi tiempo libre...

a si, lo olvidaba... Es un Blog personal para descargar cada idea de mi maquiavélica mente

viernes, 25 de marzo de 2011

Flor de Cerezo (Sakura) Cap 11

Un Trago amargo... ese olor me enferma, ese sabor hiel...


Advertencia de Contenido: +18 o algún metiche precoz
Genero: Lésbico (Yuri)
Lo que leerás a continuación es ficción, cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia....En el mundo real podría presentarse con otros nombre y otras caras....aquí esta la Historia....

Capítulo 11

…Sus Palabras resonaban en mi cabeza a cada paso que daba intentando alejarme de aquella oficina, queriendo entender, queriendo explicarme lo que ya sabia pero no quería asimilar, quería borrar aquel sabor que dejo en mis labios, imágenes de Miki iban y venían a mi revuelta mente, Por dios, qué paso?, cómo pudo pasar?... Miki!!

No dejaban de rondar en mi memoria imágenes de mi nuevo Jefe, ese extraño aproximándose, invadiendo mi espacio, robándome un beso, me sentía ultrajada, asqueada, un dolor tremendo en mi pecho me impedía respirar con normalidad, me faltaba el aire y varias veces pare en el camino para intentar tranquilizarme, me decía a mi misma una y otra ves “Todo esta bien, todo estará bien, Tranquila, Tranquila”…
Decidí no ir al Gym, no tenia el humor ni la fuerza, deseaba correr a los brazos de Miki y llorar como lo hace un niño que se ha caído, en el regazo de su madre, de pronto me doy cuenta… de nuevo Miki!!... Cómo le digo?, qué hago?... Y mañana, qué pasara en el trabajo mañana?... No!, no yuko, no puedes decirle a miki… piensa yuko, piensa, encuéntrale lógica a esta situación!... eso es, debe haber otra explicación para lo que paso… Si, eso es, debió ser un error, ya, ya, calma yuko, miki no te puede ver así, calma!!... Así de pronto… ¡¡El Anillo!!, había conducido sin rumbo durante un buen rato, solo avanzaba sin rumbo fijo de calle en calle… veo la hora, Demonios ya son las 5pm… ¡¡Por dios la Tienda!!
Viro en una calle de regreso hacia el centro de la ciudad, espero llegar a tiempo, llego a la Joyería, pensar en la sorpresa para miki me tranquilizo un poco, pero no podía olvidar ese mal trago… por suerte llegue justo antes de que dejaran de atender, me entregaron el Anillo e hice mi pago, nuevamente veo la hora, Miki ya debe de estar en casa esperándome, nunca había llegado tan tarde desde que vivimos juntas, como explicarle mi retraso, cómo?.... Le explico?
Yuko: Tadaima – mientras abro la puerta del apartamento con un pesar enorme en mi corazón, me siento nerviosa, entro –
Miki: Okaeri Nasai – me dice esto con la habitual sonrisa en su rostro – …Llegas tarde, como estuvo tu día?
Yuko: - como le explico mi retraso - …Si, siento llegar tarde, he tenido mucho trabajo, disculpa estoy cansada – digo esto mientras ella se aproxima a recibirme con un beso, porque hago esto? –
Miki: Descuida cariño, ven siéntate y descansa – me toma de la mano llevándome a la sala - …Vamos, cambia esa cara cariño – me siento en el sillón y ella masajea mis hombros desde mi espalda - …Valla que estas tensa!
Yuko: Veras… miki… - demonios, habla yuko –
Miki: Si amor? – se inclina un poco quedando recargada en mi espalda –
Yuko: Yo… en el trabajo… pues… - maldita sea yuko habla de una vez! –
Miki: Trabajaste mucho no?, por cierto, hoy llegaba El nuevo dueño no?... – la miro con cara de sorpresa, será que se dio cuenta? – …Como fue?
Yuko: Co… co-como fue? – siento mi pulso acelerarse, siento mucho frío, las piernas me tiemblan, que hago, por dios yuko, habla de una buena vez –
Miki: Me habías comentado que hoy llegaría no, como les fue en la reunión?
Yuko: - calma, calma, es eso - …Pues bien, el nuevo jefe… es… - siento nauseas de recordarlo, pero aun así, que hago ahora? - …es, es algo extraño, creo…
Miki: - con cara de asombro - …Como así, extraño?
Yuko: Si, veras… es joven y algo despreocupado…
Miki: y eso es, Bueno o Malo?
Yuko: Pues, no lo se… solo es raro…
Miki: Oh, pues… - el sonido del temporizador de la cocina interrumpe y yo en silencio lo agradezco - …la Cena!, ahora regreso – camina hacia la cocina, respiro profundo - …Quieres cenar ya?
Yuko: No cariño, prefiero tomar un baño ahora mismo
Miki: Como es eso, no te duchaste en el Gym? – diablos! Ahora como sales de esta yuko –
Yuko: No, este… - buena la estas haciendo yuko, como le dirás que no fuiste hoy, como explicar que paso - …hoy estuvo muy lleno y no quería llegar mas tarde
Miki: Entonces, te preparo el baño?
Yuko: No cariño, no hay problema ya yo lo hago, tu continua ya vengo – camino hacia la habitación –
Miki: Ok, te espero entonces…
Entro al cuarto, me dirijo al baño, comienzo a desvestirme y tras cerrar la puerta me derrumbo, caigo de rodillas, el sonido de la regadera acalla mi llanto, no puedo quitar este sabor de mis labios, quisiera arrancar ese olor que dejo en mi ropa, no puedo creer porque a mi, porque le mentí a miki, porque no puedo decirle que paso!... Maldita cobardía la mía!!... Después de unos minutos…
Miki: Yuko!... Estas bien? – Mientras toca la puerta e intenta abrir, la puerta tenía el seguro - ...Yuko, Amor te encuentras bien?... contesta!
Yuko: - mientras me incorporo y limpio mi rostro - …Si, cariño, estoy bien , lo siento me quede dormida, ya salgo – maldita sea yuko porque le mientes –
Miki: Ok, amor… te espero, no tardes que la cena se enfría, no tardes o terminaras como pasa jejeje
Yuko: Ok mi cielo, ya salgo en unos segundos – intento tranquilizarme, me baño rápidamente y me aplico unas gotas para los ojos rojos, salgo y me visto con pijama – …Lo siento, es que estoy muy cansada… – mientras me siento en la silla –
Miki: Descuida amor, cena y ve a descansar – mientras me coloca el plato frente a mi, porque hago esto? – …Espero te guste la cena (- u º) –
Yuko: - no tengo hambre, aun siento nauseas - …Gracias miki!... Te amo… - Un nudo en mi garganta no me deja continuar, yuko tranquila no te sueltes a llorar frente a miki, como le explicaras? –
Miki: Gracias yuko, también te amo… - agacho la cabeza huyendo de su mirada - te sucede algo?
Yuko: No… solo siento irritada la garganta - intento disimular la voz y evitar la lágrimas –
Miki: Con razón te ves triste y apagada, ya decía yo que actuabas raro – pone su mano en mi frente intentando verificar si tengo fiebre - …no, no hay fiebre, que raro, pero tienes los ojos un poco rojos…
Yuko: - la interrumpo y me retiro un poco - …no, miki te puedo contagiar, puede que si sea un resfriado – un resfriado, eso es… una excusa para no ir a trabajar por lo menos no mañana! - …no te quiero enfermar
Miki: Descuida amor, yo te cuidare toda la noche
Yuko: Si haces eso, te contagiare y que haremos las dos enfermas, quien cuidara de Gae-chan?
Miki: Ah, si tienes razón… bueno cena y recuéstate que te prepararé un té… - comienzo a comer, unos pocos bocados aun sentía el sabor amargo en los labios –
Yuko: Creo que es todo lo que puedo comer amor, estaba riquísimo, me voy a recostar… - la beso en la frente y me retiro a la habitación de huéspedes –
Miki: A donde vas yuko?
Yuko: A la habitación de huéspedes amor
Miki: No quieres dormir conmigo? - su tono denota tristeza –
Yuko: Si cielo, perdona no te quiero contagiar, ya te lo he dicho
Miki: Yu… Esta bien amor descansa…
Al llegar a la habitación me recosté sobre la cama, no tenia sueño, solo quería estar sola y pensar, deseada despertar, que lo que paso fuera solo un sueño, como sea un sueño es solo eso, pero no, lo que me había ocurrido no había sido uno, estaba viviendo una pesadilla en la realidad, después de que todo fuera tan bien, tan perfecto con miki, llega esto, dios porque me pasa esto!!... podía oír desde la habitación como miki aun estaba despierta dado vueltas por el apartamento, se que esta inquieta, se que mi explicación no fue suficiente, se que está preocupada, pero no puedo hablar, no ahora…
Suena la alarma del despertador en a otra habitación, no he podido dormir bien, sigo pensando… escucho como miki se incorpora y entra a la cocina, debo conseguir el valor y decirle todo a miki, no quiero que se preocupe, quiero…
Miki: Yuko… estas despierta – entra a la habitación, yo me levanto - …ah, veo que ya despertaste
Yuko: Si, justo ahora estaba por ir al baño
Miki: Como te sientes hoy? – se acerca a mi y toca mi frente - …no tienes fiebre, pero te ves muy mal
Yuko: Si, me siento mal… no iré trabajar hoy, llamare ahora – me dirijo a la sala por el teléfono -
Miki: Yuko… nada, ve llama a tu oficina
Yuko: - tomo el teléfono y marco, 1 tono, 2 tonos… - …Moshi, moshi!... si, Saitô… que bien… si veras no iré hoy… si todo bien… bueno solo un resfriado… ok… te encargo todo… bye, bye… - cuelgo el teléfono y voy a la cocina –
Miki: Listo?... – doy un pequeño salto, me sorprendió al sentirla abrazarme por la espalda - …que fue eso, te asuste?
Yuko: No, no que va… solo que de pronto siento escalofríos, es todo, debe ser el resfriado – calma yuko que se puede dar cuenta – …vas… vas a desayunar?
Miki: Si, solo algo ligero, debo llegar temprano hoy y arreglar unas cosas - me suelta y toma algo de la nevera –
Yuko: Bien, trata de comer lo suficiente no te enfermes tu quieres
Miki: Si me enfermo tu me cuidas ok – me guiña un ojo - …te prepare un te, tómalo tibio si
Yuko: Si, ahora lo bebo…
Desayunamos, bueno miki desayuno algo ligero yo apenas probé bocado, estas nauseas no se iban y aunque quería besar a miki, no podía cada ves que se acercaba me sentía mal y ella comenzaba a notarlo…
Miki: Amor, debo irme, en serio estarás bien?
Yuko: Que si cariño, que si, ve que llegaras tarde…
Miki: Mmm, bueno me voy, pero llámame si te sientes mal ok, vengo y vamos al Médico
Yuko: Ya mujer, que no es para tanto… ve, ve que pescaras el trafico pesado si no te apuras – llevándola casi a tirones a la salida –
Miki: Ok, ok… mira que no sabia que te ponías tan insufrible cuando te enfermas jejejeje… Bye amor – se inclina para darme un beso –
Yuko: Que no, que te contagio mujer… ­- la beso en la mejilla y noto como se molesta - …nos vemos por la tarde
Se alejas sin decir nada, solo sonríe, se que esta molesta, pero por el momento no puedo, este sabor asqueroso en mis labios, esta sensación amarga en mi boca, me siento asqueada, solo recordar ese momento me hace querer desaparecer… me acomode en el sillón después de colocarle su comida a Gae y dejarla salir al pequeño balcón del área de lavado, encendí la Tv en un intento por distraerme, el sonido del teléfono me saco de mis pensamientos…
Yuko: - el numero era de la oficina - …Debe ser Saitô-Kun… Moshi Mo… - la voz del otro lado de la línea me dejo sin habla –
Jefe: Vaya… parece que a alguien le comió la lengua el ratón - en tono de burla ­- …o acaso te asuste?
Yuko: Yo… no… yo… - vamos tu puedes, calma, tranquila habla normal - …No esperaba que, que llamara a mi casa Sr Director
Jefe: En que quedamos el día de ayer Yuko, nada de Honoríficos, dime, porque no viniste hoy a la oficina?
Yuko: - Ahora que le contesto, que hago, porque soy tan cobarde - …Si, lo se, pues… vera… yo estoy un poco indispuesta hoy…
Jefe: No te preocupes, si estas enferma tomate el día, es mas, los días que sean necesarios para que te mejores, y si ya estas mejor nos vemos en la oficina mañana a primera hora… Aun no terminamos la platica de ayer… - cuelga el teléfono antes de que pueda responder –
No, en que me acabo de meter… que hago… después de unas cuantas horas dándole vueltas al asunto decidí que era mejor presentarme en la oficina a primera hora a aclarar las cosas de una ves por todas, incluso estaba dispuesta a dejar mi puesto, a renunciar a tan importante corporación con tal de evitar pasar malos tragos, pero sabia que no seria fácil siendo la persona que él es y el poder que conlleva ser el Primogénito de una gran Corporación, una de las primeras 5 de la Nación… Miki!, pensé de pronto, le llame a su trabajo, había olvidado llamarle antes, debe de estar molesta, atendió el teléfono como siempre, su tono parecía de disgusto no quise hablar del tema, me incorpore y prepare la cena para cuando ella llegara a casa, llegada la hora…
Miki: Tadaima!
Yuko: Okaeri Nasai miki!
Miki: Te sientes mejor?... – se aproxima a mi –
Yuko: Si, gracias… - le doy un leve beso es lo más que puedo, aun me siento nauseabunda –
Miki: Ya veo… te sientes mejor como para trabajar mañana, si quieres me tomo el día y me quedo contigo
Yuko: - caminamos hacia el comedor - …No hace falta ya mañana iré a trabajar… - mientras pongo una falsa sonrisa en mi rostro - …quieres cenar ya?
Miki: Si, gracias… - se sienta - …en serio crees ir mañana?
Yuko: Si, y dime como estuvo el trabajo hoy? – intentando cambiar el tema - …algo interesante?
Miki: Pues la verdad no, lo mismo de siempre, proveedores, limpieza, algunas ventas, revisiones, ya sabes…
Platicamos un rato más, con la excusa del resfriado me bañe después de ella y volví a dormir en la otra habitación, sabia que a ella molestaba pero no tenia otra opción hasta aclarar mi mente y arreglar el lío en que me había metido la llegada del nuevo jefe… Por la mañana Salí mas temprano ella aun dormía, llegue a la oficina con la mente un poco despejada, dispuesta a enfrentar a mi Demonio, decidida a poner claro su lugar y el mío… en mi mano sujetaba ya un sobre con la carta de renuncia, el dinero en mi cuenta nos ayudaría por bastante tiempo, en lo que conseguía un nuevo trabajo, había pensado cada palabra, cada movimiento, todos los posibles caminos, entonces…
Jefe: Yamamoto-San, no la esperaba hoy… que bueno que llego, pase a la oficina – abre la puerta y entro, yuko y lo tienes todo solo a seguir el plan ya dentro cerro la puerta tras el- …siéntate por favor
Yuko: Se... Señor Director… Yo vengo…
Jefe: Qué?... vienes a decirme que no, o es acaso que quieres renunciar?... que es ese sobre? – se aproxima nuevamente a mi, mis piernas tiemblan, mi instinto me insita a huir, la razón me dice que luche –
Yuko: Jefe, yo… quiero decir, usted es mi jefe… yo su empleada… no… además yo ten… - se para frente a mi y me sujeta de los brazos dejándome inmóvil en la silla, su expresión me aterra, no me puedo mover - …que sucede?
Jefe: Te lo dije, no me voy a dar por vencido así como así, tu mi querida yuko… - acerca su rostro aun más quedando sus labios junto a mi oído - …Serás mía!
Yuko: Que es lo que le sucede, por favor déjeme ir!
Jefe: No, hasta que me escuches, presta atención que no lo voy a repetir – suelta uno de mis brazos y rápidamente toma un sobre que estaba en el escritorio, lo abre – …Yo puedo hacer lo que me plazca, tener todo lo que deseo, puedo hacerte triunfar si así lo deseas, si me sirves a mi antojo, puedo hacerte caer si se me antoja, puedo cerrarte todas las puertas con el chasquido de mis dedos… - aunque ya no me sujeta, sigo sin moverme, lo que esta ante mis ojos me petrifico - …Ahora, aun piensas irte, aun quieres renunciar… estas segura de que te negaras?....

Fin del Capítulo 11
Por Neneko

No hay comentarios:

Síganme l@a Buen@s

Seguidores